Colaboraciones

Buenas tardes,

espero que estéis pasando un buen verano trabajando o disfrutando de unas merecidas vacaciones. Hoy quería compartir con vosotros una reflexión sobre las Colaboraciones que se nos proponen a los diseñadores independientes.

Una colaboración es la cesión de un producto a cambio de un espacio publicitario en un blog, página web o red social de un bloguer@ o influencer. Esto supone que yo como marca ‘regalo’ uno de mis diseños (que tiene un coste en materia prima y en tiempo de elaboración) para darlo a conocer a un público al que de otra forma no podría acceder.

Otra variedad son las Colaboraciones Patrocinadas en cuyo caso además de ceder un producto, por tratarse de una celebrity, debes abonar una cantidad de dinero.

Isasaweis

Colaboración realizada con Isasaweis. Le envié la pulsera con la cinta roja y la cadena y ella amablemente se la puso para la grabación de uno de sus videotutoriales. Amable, cercana y muy productiva: esta es de las colaboraciones que sí merecen la pena!

Hace tres años para ganar más presencia en las redes realicé varias colaboraciones, hasta el punto en que casi decía que sí a cada cosa que se me ofrecía. Lo que fue un error porque la mayoría de ellas no me sirvieron de nada, y creo que fue por una de las siguientes razones:

  • La influencer era de todo menos influyente: no tenía un número de seguidores lo suficientemente elevado como para que su publicación tuviera repercusión.
  • No se utilizaron las redes sociales adecuadas: por aquel entonces el uso de Instagram no estaba tan extendido como ahora y todos sabemos que las buenas imágenes de un producto son las que realmente llegan a venderlo. Además de que cada red social requiere de un lenguaje diferente. Los blogs si no tienen una cantidad elevada de suscriptores no funcionan.
  • El público objetivo de la bloguera no coincidía con el target de mi producto: no a todo el mundo nos gusta lo mismo ni todos somos de la misma manera. La población puede segmentarse por sexo, edad, clase social, nivel de estudios y gustos en lo que a moda se refiere. Si el blog en cuestión va dirigido a un público al que mi tipo de producto no le interesa la colaboración no me va a servir de nada.

Otra cosa bien distinta es que esa bloguera tenga miles y miles de seguidores y que ‘tratemos de matar moscas a cañonazos’: con tantos followers alguno habrá que se interese por lo que yo hago. En mi opinión lo más sensato es buscar a tu público objetivo, definirlo y ver cuál es la bloguera o influencer que mejor lo capta.

Llevo un tiempo sin hacer colaboraciones aunque sí que pienso que son una buena forma de comunicación del producto. Sigo abierta a todo tipo de propuestas, pero me lo pienso mucho antes de aceptar ninguna: tiene que tratarse de un influencer relevante, en la red social adecuada y que apunte directamente a mi público objetivo.

Estas son mis reflexiones para esta tarde de viernes. Como siempre acepto comentarios y opiniones (desde el respeto, por supuesto).

Gracias por leerme,

Sonia (CucaSimona)