Hasta siempre Feria LaBoca

Hola a todos,

hoy quiero retomar un post que lleva entre mis borradores bastante tiempo y que nunca terminaba de completar, pero creo que es hora de hablaros de Feria LaBoca ahora que se despide (por causas ajenas a su organización).

Les conocí en diciembre de 2013 y no fue hasta la primavera de 2014 cuando participé por primera vez (gracias a Evaforeva y Vandhells por hablarme de ella y abrirme sus puertas). Desde ese momento y hasta la primavera pasada he participado en once ediciones, y posteriormente en varios Flash Store supervisados por sus organizadores.

16179648_10154355696776325_8951110883344710288_o

Cartel de la última edición de Feria LaBoca en la que se recogen las imágenes que han ilustrado las ediciones anteriores.

En todo este tiempo he conocido a gente muy interesante que realiza un trabajo estupendo. He entrado en contacto con clientes de lo más variopinto y he hecho varios amigos. Es increíble la cantidad de sensaciones que se acumulan en un espacio tan pequeño en apenas tres días que dura la feria.

Desde aquí doy las gracias a Fede y a Natalia, los organizadores, porque desde el primer momento me han tratado de maravilla. Estoy convencida de que el hecho de haber estado en La Boca me ha abierto las puertas de otros markets más grandes que el suyo, por eso me ha dado mucha pena despedirme de ellos esta mañana. Durante 8 años han ayudado a la difusión de la cultura y el diseño independiente en Lavapiés, y después de tanto tiempo tienen que poner punto y final a su andadura. Las cosas suceden por algo y los cambios generan incertidumbre, pero estoy convencida de que el destino les depara grandes novedades próximamente.

Espero que esto sea un punto y seguido y que muy pronto nos volvamos a cruzar en el camino.

Todo mi cariño para Fede y Natalia y los participantes con los que he tenido el placer de coincidir en estos tres años.

Hasta siempre!

Gracias por leerme,

Sonia (CucaSimona)

Las nuevas tiendas

Buenas tardes,

Julio, y la ausencia de markets en la agenda propician que tenga un poco más de tiempo para escribir. El trabajo en el taller no cesa, estoy inmersa en el diseño de la colección para el próximo otoño, pero quería sacar de mi cabeza algo que me lleva rondando unos días: los nuevos tipos de tiendas.

Ahora se ha convertido en habitual escuchar términos como flash store, pop up store o concept store, pero ¿sabemos qué son en realidad? Voy a intentar desgranároslo en este post (si está incompleto o no es correcto como siempre acepto comentarios y rectificaciones).

Las pop up store o flash store son tiendas temporales. Espacios de venta que abren en un determinado tiempo (normalmente unos días – casi siempre un fin de semana-) y que se ‘autodestruyen’ cuando concluye ese plazo. En ellas se dan cita marcas con productos de diversa índole que aprovechan la ocasión para dar a conocer sus productos al gran público. Este tipo de tiendas efímeras juega con el efecto expectación y el poder de convocatoria de la empresa organizadora que serán fundamentales para que tengan éxito. Es lo que el común de los mortales confundimos con un ‘mercadillo’.

Flash Store La Boca

Cartel del último Flash Store en el que he participado esta primavera en el espacio La Boca (C/Argumosa 11)

Las concept store son una mezcla de arte, moda y cultura que tienen mucho éxito en ciudades como París o Milán. En estos espacios se recrea un estilo de vida (que suele coincidir con el de sus organizadores o propietarios) que trata de captar a un determinado tipo de público. Creo que podéis encontrar una muy buena descripción en este enlace.

Y finalmente las tiendas multimarca o multiespacios (con ellas no me refiero a las tiendas multimarca que ya existen de coches o de pantalones vaqueros) de marcas de diseño independiente. Se trata de tiendas que funcionan como las de toda la vida que acogen a pequeñas grandes marcas que quieren dar a conocer (y vender) sus productos. Son como las ‘tiendas de regalos’ a las que íbamos cuando éramos pequeños (me refiero a las de los 80) en las que podías encontrar ropa, complementos, cuadros… solo que en esta versión 2.0 no hay cabida para marcas archiconocidas. En muchas de ellas tienes el valor añadido de que solamente venden cosas hechas a mano y producidas de forma ética.

12717663_802481536564100_6598703047111104792_n

Sile y Nole la tienda monísima en la calle Menorca 15 (Madrid) en la que venden entre otros productos mis diseños.

Vida de market

Hola!! Como siempre suena a excusa, pero la preparación de los markets de este mes se ha llevado todo mi tiempo. Precisamente el post de hoy surge a partir de las conversaciones que he mantenido en estos días con los compañeros de las ferias. Son muchas horas de trabajo en las que hablamos de ‘la profesión’ (compartimos información de los proveedores, de técnicas), nos conocemos mejor los unos a los otros, nos ponemos intensos y arreglamos el país y analizamos nuestra forma de vida: de market en market.

La vida es lo que pasa entre market y market

En el post de hoy me gustaría hablaros de nuestra jornada laboral. Nuestros horarios no son los mismos que los del resto de los mortales. Los fines de semana los pasamos trabajando: diez, once y hasta trece horas diarias. Son dos o tres días en los que tienes que aprovechar al máximo para intentar que tu trabajo de sus frutos (y sea rentable). Si la feria es en un recinto cubierto tenemos suerte de tener un cuarto de baño más o menos a mano y algo de climatización; si se trata de un market al aire libre… puedes calarte (esta primavera nos ha sucedido) o sudar la gota gorda (también nos ha pasado, hemos tenido de todo). Lo de las necesidades es un capítulo a parte: o aprovechas para hacerlas a la que te compras un café, o le echas mucho morro y te cuelas en el bar cruzando los dedos para que no te echen la bronca.

Los lunes despertamos como si un camión nos hubiera pasado por encima, y si tenemos suerte (los que no compaginamos con otro trabajo) podemos tomarnos el ‘día libre’ y hacer contabilidad o ‘cosas menores’. Es decir, son nuestro fin de semana. Por eso aprovechamos cuando vamos al ‘centro’ (a hacer recados laborales) para quedar con amigos y comer con ellos o tomar un café.

Somos ‘esos seres raros’ que nunca podemos quedar (nos perdemos las comidas familiares o las cenas con amigos los fines de semana) porque siempre tenemos mucho que hacer. Corrijo: no podemos quedar cuando lo hace todo el mundo, pero sacamos ratitos libres de donde podemos.

Y a pesar de todo esto, en términos generales, somos personas felices, y tal y como están las cosas, ya es mucho.

Gracias por leerme,

Sonia (CucaSimona)

 

 

Nómada Market Historic Edition Valencia

El 1, 2 y 3 de mayo de 2015 tuve la suerte de participar en la Historic Edition de Nómada Market en la Ciudad de las Artes y las Ciencias en Valencia.

Nómada Market Historic Edition ValenciaSi participar en Nómada Market es especial, hacerlo en su primera edición viajera (más nómada que nunca) fue un verdadero privilegio.

Tuve la suerte de compartir carpa con mi querida Evaforeva, y de tener unos compañeros estupendos: Café y Columpio y La gata Maula.

Ciudad de las Artes y las Ciencias de ValenciaComo podéis comprobar en las fotografías (extraídas de las redes sociales de Nómada Market) el emplazamiento era muy especial (estábamos en un ‘marco incomparable’).

Ciudad de las Artes y las Ciencias de ValenciaPoder participar en esta edición supuso muchas cosas para mí: abandonar la ‘zona de confort‘, porque un market en ‘casa’ siempre resulta más cómodo y apetecible (a priori) que uno a 400km. Después de las dudas iniciales me despertó el instinto aventurero y me surgieron las ganas de viajar y dar a conocer mi trabajo fuera de Madrid: la respuesta de los valencianos superó con creces todas mis expectativas.

Han pasado unos días desde que regresé de allí pero estoy segura de que va a ser una experiencia que no se me va a olvidar fácilmente.

Nómada Market

Suelen decir que las mejores noticias son las que menos te esperas… y así sucedió con mi participación en la ‘Low Costura Edition’ de Nómada Market: me pilló completamente desprevenida y me descolocó de la manera más positiva posible. Para mí participar en Nómada Market era como esa bicicleta roja y brillante que pedías a los Reyes Magos y que año tras año se resistía, hasta que el menos pensado amanecía junto a tus zapatos.

Nómada Market Low Costura Edition

Después de dos semanas de intensos preparativos, el día 3 de octubre comenzó la ‘Low Costura Edition’ de Nómada Market. Me reencontré con compis de markets como Vueltas al Coco, Una Maleta de Ropa, Anita y Punto, Las Pájaras… pude ponerle cara a Los Buenos Aires de Madrid y a Mimoli…

Y coincidí de nuevo con la estupenda Susi se Enreda

Susi se Enreda en Nómada MarketY con mi querida Evaforeva

EvaforevaConocí a unos compañeros estupendos, sin los cuáles el fin de semana no habría sido igual: Lupe Giraldo y los chicos de Uckopop (Ana y Rafa) que me echaron un cable cuando me faltaban manos, me fallaba la traducción simultánea, necesitaba un respiro… Parece mentira que en tan poco tiempo le cojas tanto cariño a la gente. Espero poder volver a coincidir con ellos muy pronto.

Photocall de Nómada Market12211_1295260231795166290_n

Esta es la imagen del photocall (tomada por la organización de Nómada Market) en la que aparezco con Uckopop, Lupe Giraldo y Cosas con K.

Fue un fin de semana muy intenso y emocionante en el que me sentí muy arropada por mis compañeros. Mis amigos y conocidos, que sabían lo importante que era para mí, se involucraron todo lo que pudieron: me ayudaron con la decoración del stand, con cuestiones de logística y con un montón de energía positiva.

CucaSimona en Nómada MarketOs dejo una foto de mi puesto, hecho y decorado con madera natural de aquí de Madrid (de la Dehesa de la Villa) y con un bastidor (gracias Noe!) porque estábamos en la ‘Low Costura Edition’ (ahora se va a quedar como expositor para pendientes) y tenía que hacer mi pequeño homenaje a la costura.

Para concluir creo que puedo definir la experiencia en dos palabras: emoción y agradecimiento. Emoción por poder participar en uno de los market de diseño independiente más importantes de España, junto con expositores de gran talento. Agradecimiento por las experiencias vividas en el market, por el trato cariñoso de la organización (pendiente de todo hasta el más mínimo detalle) y por haber podido estar allí (espero poder repetir!).