Hasta siempre Feria LaBoca

Hola a todos,

hoy quiero retomar un post que lleva entre mis borradores bastante tiempo y que nunca terminaba de completar, pero creo que es hora de hablaros de Feria LaBoca ahora que se despide (por causas ajenas a su organización).

Les conocí en diciembre de 2013 y no fue hasta la primavera de 2014 cuando participé por primera vez (gracias a Evaforeva y Vandhells por hablarme de ella y abrirme sus puertas). Desde ese momento y hasta la primavera pasada he participado en once ediciones, y posteriormente en varios Flash Store supervisados por sus organizadores.

16179648_10154355696776325_8951110883344710288_o

Cartel de la última edición de Feria LaBoca en la que se recogen las imágenes que han ilustrado las ediciones anteriores.

En todo este tiempo he conocido a gente muy interesante que realiza un trabajo estupendo. He entrado en contacto con clientes de lo más variopinto y he hecho varios amigos. Es increíble la cantidad de sensaciones que se acumulan en un espacio tan pequeño en apenas tres días que dura la feria.

Desde aquí doy las gracias a Fede y a Natalia, los organizadores, porque desde el primer momento me han tratado de maravilla. Estoy convencida de que el hecho de haber estado en La Boca me ha abierto las puertas de otros markets más grandes que el suyo, por eso me ha dado mucha pena despedirme de ellos esta mañana. Durante 8 años han ayudado a la difusión de la cultura y el diseño independiente en Lavapiés, y después de tanto tiempo tienen que poner punto y final a su andadura. Las cosas suceden por algo y los cambios generan incertidumbre, pero estoy convencida de que el destino les depara grandes novedades próximamente.

Espero que esto sea un punto y seguido y que muy pronto nos volvamos a cruzar en el camino.

Todo mi cariño para Fede y Natalia y los participantes con los que he tenido el placer de coincidir en estos tres años.

Hasta siempre!

Gracias por leerme,

Sonia (CucaSimona)

Las nuevas tiendas

Buenas tardes,

Julio, y la ausencia de markets en la agenda propician que tenga un poco más de tiempo para escribir. El trabajo en el taller no cesa, estoy inmersa en el diseño de la colección para el próximo otoño, pero quería sacar de mi cabeza algo que me lleva rondando unos días: los nuevos tipos de tiendas.

Ahora se ha convertido en habitual escuchar términos como flash store, pop up store o concept store, pero ¿sabemos qué son en realidad? Voy a intentar desgranároslo en este post (si está incompleto o no es correcto como siempre acepto comentarios y rectificaciones).

Las pop up store o flash store son tiendas temporales. Espacios de venta que abren en un determinado tiempo (normalmente unos días – casi siempre un fin de semana-) y que se ‘autodestruyen’ cuando concluye ese plazo. En ellas se dan cita marcas con productos de diversa índole que aprovechan la ocasión para dar a conocer sus productos al gran público. Este tipo de tiendas efímeras juega con el efecto expectación y el poder de convocatoria de la empresa organizadora que serán fundamentales para que tengan éxito. Es lo que el común de los mortales confundimos con un ‘mercadillo’.

Flash Store La Boca

Cartel del último Flash Store en el que he participado esta primavera en el espacio La Boca (C/Argumosa 11)

Las concept store son una mezcla de arte, moda y cultura que tienen mucho éxito en ciudades como París o Milán. En estos espacios se recrea un estilo de vida (que suele coincidir con el de sus organizadores o propietarios) que trata de captar a un determinado tipo de público. Creo que podéis encontrar una muy buena descripción en este enlace.

Y finalmente las tiendas multimarca o multiespacios (con ellas no me refiero a las tiendas multimarca que ya existen de coches o de pantalones vaqueros) de marcas de diseño independiente. Se trata de tiendas que funcionan como las de toda la vida que acogen a pequeñas grandes marcas que quieren dar a conocer (y vender) sus productos. Son como las ‘tiendas de regalos’ a las que íbamos cuando éramos pequeños (me refiero a las de los 80) en las que podías encontrar ropa, complementos, cuadros… solo que en esta versión 2.0 no hay cabida para marcas archiconocidas. En muchas de ellas tienes el valor añadido de que solamente venden cosas hechas a mano y producidas de forma ética.

12717663_802481536564100_6598703047111104792_n

Sile y Nole la tienda monísima en la calle Menorca 15 (Madrid) en la que venden entre otros productos mis diseños.

Vida de market

Hola!! Como siempre suena a excusa, pero la preparación de los markets de este mes se ha llevado todo mi tiempo. Precisamente el post de hoy surge a partir de las conversaciones que he mantenido en estos días con los compañeros de las ferias. Son muchas horas de trabajo en las que hablamos de ‘la profesión’ (compartimos información de los proveedores, de técnicas), nos conocemos mejor los unos a los otros, nos ponemos intensos y arreglamos el país y analizamos nuestra forma de vida: de market en market.

La vida es lo que pasa entre market y market

En el post de hoy me gustaría hablaros de nuestra jornada laboral. Nuestros horarios no son los mismos que los del resto de los mortales. Los fines de semana los pasamos trabajando: diez, once y hasta trece horas diarias. Son dos o tres días en los que tienes que aprovechar al máximo para intentar que tu trabajo de sus frutos (y sea rentable). Si la feria es en un recinto cubierto tenemos suerte de tener un cuarto de baño más o menos a mano y algo de climatización; si se trata de un market al aire libre… puedes calarte (esta primavera nos ha sucedido) o sudar la gota gorda (también nos ha pasado, hemos tenido de todo). Lo de las necesidades es un capítulo a parte: o aprovechas para hacerlas a la que te compras un café, o le echas mucho morro y te cuelas en el bar cruzando los dedos para que no te echen la bronca.

Los lunes despertamos como si un camión nos hubiera pasado por encima, y si tenemos suerte (los que no compaginamos con otro trabajo) podemos tomarnos el ‘día libre’ y hacer contabilidad o ‘cosas menores’. Es decir, son nuestro fin de semana. Por eso aprovechamos cuando vamos al ‘centro’ (a hacer recados laborales) para quedar con amigos y comer con ellos o tomar un café.

Somos ‘esos seres raros’ que nunca podemos quedar (nos perdemos las comidas familiares o las cenas con amigos los fines de semana) porque siempre tenemos mucho que hacer. Corrijo: no podemos quedar cuando lo hace todo el mundo, pero sacamos ratitos libres de donde podemos.

Y a pesar de todo esto, en términos generales, somos personas felices, y tal y como están las cosas, ya es mucho.

Gracias por leerme,

Sonia (CucaSimona)

 

 

Cómo elijo un market

¡Buenos días!

Llevo un par de semanas con la idea en la cabeza de escribir este post, pero estaba un poco preocupada por si ‘hería sensibilidades’. Después de ver el post que Mercazoco Gijón ha publicado en su fanpage, me he animado a poner mis pensamientos por escrito. Desde el respeto y expresando mi opinión.

Desde que formo parte de este mundillo de markets recibo varias solicitudes de participación de pop up diversas. Estoy convencida que todas están organizadas desde el cariño y con una buenísima intención, pero los criterios por los que me guío (equivocados o no, pero son los míos) son los siguientes:

La rentabilidad:

Económica: indudablemente el factor económico es crucial a la hora de solicitar participar en un market. Tienes que valorar si la inversión que vas a hacer (me estoy refiriendo solamente a la cuota de inscripción, no a materiales o tiempo) va a retornar. Lo deseable es que retornara en dinero, que vendieras lo suficiente como para cubrir TODOS los gastos y para obtener un beneficio.

Publicidad: también tienes que tener en cuenta la comunicación extra de tu marca que supone participar en determinados markets. Por la afluencia de gente (porque son un evento que atrae) o por la cantidad de seguidores que tienen en redes sociales. Generalmente de un market sale otro market.

Imagen de marca: el participar en ferias tiene repercusión sobre la imagen de tu marca. En algunos casos (en los buenos) te ayuda a hacer currículum porque repercute de forma positiva asociando el prestigio del market en tu marca. En otro casos sucede todo lo contrario.

Al final todo se resume en establecer una relación calidad – precio óptima. Si el market tiene una cuota elevada pero aporta mucho valor por lo que cuesta lánzate a por él. En estos casi tres años de markets me he ‘tragado varios sapos’. Por eso os recomiendo a los que estáis empezando que no os metáis en cualquier sitio que os ofrezcan. Lo mismo descubrís un sitio estupendo todavía inexplorado (y me alegraría mucho por vosotros) o bien os toca otro ‘sapo’. Preguntad. Sin miedo. Que para eso estamos.

Como siempre son bienvenidas las opiniones y comentarios desde el respeto. Gracias por leerme!!

Sonia (CucaSimona)

Networking

Como sabréis si me seguís en mis redes sociales, el pasado fin de semana estuve en Feria La Boca (C/Argumosa 11).

Feria La Boca Marzo 2016No fue el mejor de los fines de semana que he pasado allí, no puedo mentir, pero me resultó muy útil porque conocí a gente muy interesante: estuve practicando el networking.

En tantas horas de feria (que en La Boca son unas cuantas) tuve la ocasión de conocer a la que espero que sea mi profe de joyería. Me encanta participar en ferias y conocer a gente (mis compañeros de trabajo temporales) con los que siento una gran conexión y cercanía: gente con la que empatizas y te entiende porque estáis en la misma situación.

El que piense que participar en los markets sirve únicamente para vender se equivoca bastante (bajo mi punto de vista). Sin duda ese es el factor principal para participar: nadie pasa tantas horas fuera de casa y con un coste económico por adelantado sin expectativas de venta. Sin embargo, no es el único. También debemos considerarlos como una herramienta para dar a conocer nuestra marca a personas a las que de otra manera no llegaríamos y como un mecanismo para intercambiar experiencias e información (hacer networking) con los compañeros participantes.

Gracias por leerme,

Sonia (CucaSimona)

Mi primer market

¡Hola a todos!

Como ya sabréis (porque lo he comentado infinidad de veces) mi primer market tuvo lugar en julio de 2013. Después de un par de tentativas fallidas ese mismo año, por fin pude ‘enfrentarme’ directamente al público objetivo de mi producto. Siempre estaré infinitamente agradecida a Carlos de Ciento y Pico por darme mi primera oportunidad. Y les estoy inmensamente agradecida a las amigas que pasaron a verme ese fin de semana (y a todos los que después habéis venido a mostrarme vuestro apoyo).

Ciento y pico Market 1 EdiciónSe me notaba que era novata: en las ganas, en la actitud, en la manera de exponer mi producto (soy consciente de que la presentación de mi producto no era la más atractiva… hay fotos pero me da vergüenza enseñarlas), en el producto en sí mismo… y pese a todo esto (que he ido puliendo y mejorando con el tiempo) el principal recuerdo que tengo de ese fin de semana es el de los ‘compañeros’ con los que compartí espacio.

Me sentí como ‘pez fuera del agua’. Indudablemente cuando abandonas tu ‘zona de confort’ afloran los temores y las inseguridades. Cuando el market terminó, lejos de quedarme una buena impresión, volví a casa bastante disgustada.

Si os hablo de esto es porque aquélla experiencia me sirvió para aprender lo que NO hay que hacer con una persona que está empezando. Porque como siempre digo, cada uno ‘somos de nuestro padre y nuestra madre’ pero no por ello tenemos que hacer sentir mal al recién llegado. Las miradas inquisidoras, las borderías y los aires de grandeza mejor que se queden en casa: por esa persona que acaba de llegar y no se merece que le traten así (y por ti mismo, para que no quedes como un gilipollas).

Cuando estás haciendo una feria tienes ‘compañeros de trabajo eventuales’ y ya bastante duro resulta a veces pasar muchas horas fuera de casa como para encima aguantar ‘los malos rollos ajenos’.

Ser amable, dar apoyo e intentar fomentar el buen ambiente no cuesta tanto y ayuda (cuando el resultado económico no ha ido tan bien como esperabas) a que te vuelvas a casa con la sensación de que no has perdido el tiempo.

Gracias por leerme,

Sonia (CucaSimona)

P.D: Estos dos últimos párrafos se pueden aplicar a cualquier market. No solamente al de debut.

 

Agenda diciembre 2015

Estoy muy contenta de poder compartir con vosotros mi planificación para este mes. Después de un 2015 muy intenso lleno de grandes momentos, el poder participar en estas tres ferias es la mejor manera de concluir este año.

Molly Market X EdiciónEl fin de semana del 5 y 6 de diciembre podréis encontrarme en la X edición de Molly Market.  Bajo el lema ‘Molly Christmas’ nos congregaremos cien diseñadores con ganas de mostraros nuestras propuestas handmade para regalar en estas fiestas. Además de diseño independiente también habrá zona gastro para tomarse algo tranquilamente, música en directo y talleres tanto para niños como para mayores. Sin duda es el mejor plan para el fin de semana del puente de diciembre. Os esperamos en el COAM (C/Hortaleza 63) de 11 a 20:30 horas.

Nómada Market Relaxing XmasEl fin de semana del 11 al 13 de diciembre podréis encontrarme en Nómada Market en el ático de la estación de Chamartín. Relaxing Xmas quiere recuperar el espíritu navideño tradicional fomentando el consumo responsable y el apoyo a las pequeñas grandes marcas ‘handmade’. Como siempre podréis participar en los talleres creativos y disfrutar de un rato de descanso en la zona gastro. Podréis encontrarnos de 12 a 21 horas de viernes a domingo.

Ciento y pico market Christmas Edition 2015Y el fin de semana del 18 al 20 de diciembre estaré en Ciento y Pico Market (C/Velarde 14). Me encanta poder compartir con ellos estas fechas tan señaladas porque les tengo un cariño especial: mi andadura comenzó con ellos.

Además os recuerdo que de forma permanente podéis encontrar una selección de mis productos en Zoco Chueca (C/Gravina 1).

ZocoChueca

Nómada Market Historic Edition Valencia

El 1, 2 y 3 de mayo de 2015 tuve la suerte de participar en la Historic Edition de Nómada Market en la Ciudad de las Artes y las Ciencias en Valencia.

Nómada Market Historic Edition ValenciaSi participar en Nómada Market es especial, hacerlo en su primera edición viajera (más nómada que nunca) fue un verdadero privilegio.

Tuve la suerte de compartir carpa con mi querida Evaforeva, y de tener unos compañeros estupendos: Café y Columpio y La gata Maula.

Ciudad de las Artes y las Ciencias de ValenciaComo podéis comprobar en las fotografías (extraídas de las redes sociales de Nómada Market) el emplazamiento era muy especial (estábamos en un ‘marco incomparable’).

Ciudad de las Artes y las Ciencias de ValenciaPoder participar en esta edición supuso muchas cosas para mí: abandonar la ‘zona de confort‘, porque un market en ‘casa’ siempre resulta más cómodo y apetecible (a priori) que uno a 400km. Después de las dudas iniciales me despertó el instinto aventurero y me surgieron las ganas de viajar y dar a conocer mi trabajo fuera de Madrid: la respuesta de los valencianos superó con creces todas mis expectativas.

Han pasado unos días desde que regresé de allí pero estoy segura de que va a ser una experiencia que no se me va a olvidar fácilmente.

Nómada Market

Suelen decir que las mejores noticias son las que menos te esperas… y así sucedió con mi participación en la ‘Low Costura Edition’ de Nómada Market: me pilló completamente desprevenida y me descolocó de la manera más positiva posible. Para mí participar en Nómada Market era como esa bicicleta roja y brillante que pedías a los Reyes Magos y que año tras año se resistía, hasta que el menos pensado amanecía junto a tus zapatos.

Nómada Market Low Costura Edition

Después de dos semanas de intensos preparativos, el día 3 de octubre comenzó la ‘Low Costura Edition’ de Nómada Market. Me reencontré con compis de markets como Vueltas al Coco, Una Maleta de Ropa, Anita y Punto, Las Pájaras… pude ponerle cara a Los Buenos Aires de Madrid y a Mimoli…

Y coincidí de nuevo con la estupenda Susi se Enreda

Susi se Enreda en Nómada MarketY con mi querida Evaforeva

EvaforevaConocí a unos compañeros estupendos, sin los cuáles el fin de semana no habría sido igual: Lupe Giraldo y los chicos de Uckopop (Ana y Rafa) que me echaron un cable cuando me faltaban manos, me fallaba la traducción simultánea, necesitaba un respiro… Parece mentira que en tan poco tiempo le cojas tanto cariño a la gente. Espero poder volver a coincidir con ellos muy pronto.

Photocall de Nómada Market12211_1295260231795166290_n

Esta es la imagen del photocall (tomada por la organización de Nómada Market) en la que aparezco con Uckopop, Lupe Giraldo y Cosas con K.

Fue un fin de semana muy intenso y emocionante en el que me sentí muy arropada por mis compañeros. Mis amigos y conocidos, que sabían lo importante que era para mí, se involucraron todo lo que pudieron: me ayudaron con la decoración del stand, con cuestiones de logística y con un montón de energía positiva.

CucaSimona en Nómada MarketOs dejo una foto de mi puesto, hecho y decorado con madera natural de aquí de Madrid (de la Dehesa de la Villa) y con un bastidor (gracias Noe!) porque estábamos en la ‘Low Costura Edition’ (ahora se va a quedar como expositor para pendientes) y tenía que hacer mi pequeño homenaje a la costura.

Para concluir creo que puedo definir la experiencia en dos palabras: emoción y agradecimiento. Emoción por poder participar en uno de los market de diseño independiente más importantes de España, junto con expositores de gran talento. Agradecimiento por las experiencias vividas en el market, por el trato cariñoso de la organización (pendiente de todo hasta el más mínimo detalle) y por haber podido estar allí (espero poder repetir!).